El lado B del Estéreo Picnic (UNO)

En nada estaremos de nuevo haciendo filas en el barro y disfrutando de 3 días cargados de emociones transformadas en música, el Festival Estéreo Picnic sin duda se trajo un gran cartel, grandes nombres con grandes discos de este año.

Conocemos lo mas sonado de Gorillaz, de The Killers y demás, pero, ¿Y esas joyas con menos visibilidad? ¿Ese lado de esa banda, de ese artista que conocemos poco?

Sabemos que el tiempo eso oro, empezamos con 3 recomendaciones para ver el lado B de los proyectos que veremos en Marzo del 2018 en Bogotá.

The National: Available

La banda del Sr Berninger sin duda es de las más esperadas el otro año en el Festival, en Colombia, esta banda que probablemente reconoces por sus voces gruesas y nostálgicas,  porque viste a alguien enloquecer con el anuncio. The National dió el brinco al estrellato con su magnifico y orquestal High Violet, que hasta lo puso a ser banda sonora de comedias románticas, pero…

Sad Songs For Dirty Lovers, el segundo disco de la banda de  Ohio, es un Hombresolo que te agarra de la garganta y no te deja desatar el nudo, en el 2003 donde 50 Cents se tomaba el mundo con su In Da Club, el Sr Berninger se dejaba poseer por Ian Curtis y por algún alma del metal para lograr ese canto triste y gutural que hace al final de Available.

Lo increíble y cautivador de The National es poder ver esa transformación que va de la balada al punk, este lado de The National cada vez mas mermado es con lo que empezó a llevarnos a ese hoyo lindo y acogedor del romanticismo y la desilución, probablemente el tema con el final más emotivo de The National.

Royal Blood: Come on Over

Royal Blood la ha tenido fácil, nada que hacer. Fácil en el sentido de exposición, cuando este par decidieron montar la banda, al otro día ya estaban dando su primero concierto. En el Glastonbury del 2013, el mismo año en que se crearon, Matt Helders baterista de los Arctic Monkeys vestía una camiseta de la banda y sin duda eso les dió una patada a la fama.

Pero en realidad, ¿Qué tan fácil puede ser hacer rock que suene como un camión, solo con un bajo y una batería? Un bajo distorsionado que parece la garganta de Satánas dando un sermón. Sin duda beben de grupos como The Black Keys o The White Stripes, solo que Royal Blood parece tener una sed y una rabia muy dosmilera.

Come On Over fue el lado b de su primer sencillo Out of The Black, puede que hasta se escuche como si fuera la misma canción con difernte letra, pero demuestra dos cosas, uno, la facilidad de este par para crear canciones pegajosas, y dos, que Mike Kerr conoce y domina ese bajo como si fuera su aparato reproductor.

Zoé: Sombras – The Glimmers

“Que se compren una casa en Fusa”,  “Que saquen un apartamento en Chapinero”, si, ya lo hemos escuchado, Zoé es una banda de amores y odios, desde sus constantes visitas al país ( bueno la última fue en 2014), hasta el ambigúo y protagonista de memes Leon Larregui, Zoé, podemos decir que es de esas pocas bandas latinoamericanas de las que mucha gente tiene una opinión.

Y la gente tiene una opinión porque llevan 20 años haciendo ruido y 20 años haciendo hits de rock en español, ahí está, probablemente Zoé ya estaban haciendo canciones antes de que tu aprendieras a pronunciar la palabra música.

El otro año llegarán a celebrar una década de haber lanzado Reptilectric, un disco que hay que escuchar, plagado de letras y sonidos como de una civilización de otro sistema planeatario. De ese disco Zoé saco el Reptilectric Revisitado, una perspectiva electrónica y periférica del disco, un viaje sintético a cargo de nombres muy importantes como Mad Professor. El recomendado es el trip de Sombras con The Glimmers, pero en general es un proyecto para siempre rescatar.

 

Esperen el Lado B (DOS) y Acá puedes ver el cartel completo del Festival Estéreo Picnic 2018 y toda la información sobre boletería.

¡Compartir rockea!

Author Radio DaLi

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *