CINE | Rosencrantz y Guildenstern han muerto.

Cine 0 comments
El teatro clásico y la mirada de lo absurdo. 
Por: Alejandro Cortés @androcor

“Rosencrantz y Guildenstern han muerto” entona un embajador inglés casi cerrando el último acto de Hamlet, una de las tragedias más importantes de la literatura y el teatro mundial, escrita por el dramaturgo William Shakespeare hace más de cuatro siglos. Esta misma frase le da nombre a una brillante obra del teatro de lo absurdo escrita a mediados de los años sesenta por Tom Stoppard (Shakespeare Enamorado), otro escritor inglés, dramaturgo y guionista, que estrenaría ésta, su obra cumbre, en 1967 en el teatro Old Vic de Londres. En 2017, en el mismo escenario y con el pretexto de celebrar los cincuenta años de su estreno, el National Theatre Live le presenta al mundo una obra que parece no perder vigencia, esta vez bajo la dirección del británico David Leveaux y con la actuación de Daniel Radcliffe (Harry Potter) y Joshua McGuire (Lovesick) en los papeles de Rosencrantz y Guildenstern respectivamente.

La obra se extrae del clásico Hamlet y se desarrolla a su manera a lo largo de la misma historia vista desde los ojos de los dos cortesanos encargados de descifrar el motivo de la aparente locura del príncipe Hamlet y de escoltarlo hasta Inglaterra por su propia seguridad. Rosencrantz y Guildenstern Han Muerto contiene su propio universo, elaborado a través de una comedia que no deja de ser trágica por su origen (y su propio nombre) y que se mueve de forma incierta sobre las dudas existenciales plantadas por el escritor en los personajes constituyendo un excelente ejemplo del teatro del absurdo, como lo es Esperando a Godot de Samuel Beckett de quien obtiene una notable influencia.

Gran parte del éxito de la obra de Stoppard radica en sus diálogos y la precisión con que maneja el lenguaje en función de los juegos que sus personajes realizan, pero en esta oportunidad el director David Leveaux le imprime el alma a una trama lógica controlando su ritmo para que la incertidumbre que sienten los personajes se sienta bajo la piel del espectador a pesar de que éste sepa en qué va a terminar todo o ignore por completo las andanzas de Hamlet y su corte. Sin duda esta dirección necesita un objeto y ahí aparece la interpretación de Radcliffe y McGuire que aportan un doble acto impecable en el que ambos son las caras de una misma moneda

Ver Rosencrantz y Guildenstern Han Muerto es lo que suelo llamar una responsabilidad con la humanidad, una obra universal, atemporal e imperdible que estará en salas seleccionadas de Cine Colombia los próximos 9 y 12 de noviembre.

¡Compartir rockea!

Author Radio DaLi

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *