CINE | El día de la cabra

Cine 0 comments

EL DÍA DE LA CABRA / BAD LUCKY GOAT.

Por Alejandro Cortés @androcor.

“Los hermanos y hermanas son enemigos naturales, como ingleses y escoceses (…)” eso nos lo enseñó el jardinero Willy y muchos lo hemos vivido (lo de los hermanos, no tengo nada en contra de los ingleses ni los escoceses), el tema parece un punto de partida sencillo para un argumento cinematográfico, ahora, si lo ubicamos en el caribe colombiano va tomando un tono más atractivo y si ponemos todo a girar en torno a la muerte de una cabra podemos hablar de un relato bien particular. En realidad la receta de “El día de la cabra” incluye muchos más elementos que hacen de ella una película simple, divertida y encantadora. Empecemos por la historia, Rita y Corn (Kiara Mishel, Honlenny Huffington Robinson) son una pareja de hermanos que en medio de sus habituales discusiones resultan atropellando una cabra, esto les deparará una aventura cómica-dramática de un día en el que tendrán que solucionar el lío y librarse del “bad juju” (mala suerte) causado por la muerte del animal.

La historia se desarrolla en Port Paradise, un pequeño pueblo ambientado en Providencia; la locación en este caso juega un papel crucial en la construcción de la película, las calles, las playas, las casas, la gente y hasta los animales propios del lugar forman esa magia característica del caribe colombiano que es más particular aún en la isla, donde elementos como el lenguaje y la música nos sumergen en otro mundo y nos muestran una cara que probablemente no conocemos muy bien de nuestro país.

La elección de actores naturales resulta muy adecuada (con algunas actuaciones cuestionables, como es “natural”), ya que el hecho de tener providencianos, moviéndose en su territorio y hablando su propio idioma (hablan todo el tiempo en creole), le da un sello de autenticidad a la obra, que junto con la música dan fe de la cultura y el talento de la zona, pues nos encontramos constantemente con ritmos isleños dispuestos como si fueran parte del aire, tal como debe ser el día a día en Providencia; una banda sonora muy apropiada, hecha de reggae, calipso y otros sonidos compuestos en su mayoría por el también providenciano Elkin Robinson, que de hecho pertenece al reparto.

Cinematográficamente “El día de la cabra” no es ajena a toda esta atmósfera caribeña; el uso casi exclusivo de luz natural refleja la sencillez y el encanto de la isla al tiempo que los planos largos y los movimientos de cámara dan cuenta de un ritmo acorde con la esencia local. Samir Oliveros, el director, con apenas 27 años demuestra un gran talento y tenacidad al sacar adelante una película rodada con un presupuesto mínimo (obtenido por crowdfunding), en las condiciones adversas que puede presentar un lugar como Providencia y sacando lo mejor de un casting sin experiencia.

En definitiva es todo un acierto esta película, una razón indiscutible para seguir apoyando el cine colombiano en las salas, a donde llegará el próximo 9 de noviembre, después de un importante recorrido a través de diferentes festivales internacionales de cine.

¡Compartir rockea!

Author Radio DaLi

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *